Camino a Hong Kong

Ascenso-al-campo-base-del-Everest
Ascenso al campo base del Everest
20 diciembre, 2019
hong kong vibram 100
Arranca la Hong Kong Vibram 100 el 18 de enero
16 enero, 2020
Camino a hong kong

Nos toca ir camino de Hong Kong, en nuestra última publicación os dejamos en Tok Tok, donde llegamos el penúltimo día del trekking. Así pues ya es hora para dar noticias! Tuvimos un buen descanso en Tok Tok. Como muchos días, Onna, yo y Bru dormíamos juntos en una cama individual. Esto hace que sea más difícil encontrar una posición cómoda para dormir, pero también asegura estar caliente durante las noches heladas.
Al día siguiente entrenamos, hicimos algunas entrevistas y nos dirigimos a Lukla. Estaba nublado cuando llegamos, pero no sospechábamos ningún tipo de complicaciones para el vuelo …
Nuestro vuelo era a las 6:55. Ram nos dijo de quedar a las 6:30. Por si las moscas a las 06:15 ya estábamos listos, ya que teníamos que transportar a Bru y no las teníamos todas que con 25 minutos fuera suficiente. Llegó Ram sin prisas, y nos dijo que el vuelo había sido retrasado por las nubes bajas que dificultaban la visibilidad. Esperamos toda la mañana, pero las nubes no desaparecieron. Finalmente, alrededor de las 14:00 nos confirmaron que el vuelo a Katmandú había sido cancelado, ya que después de las 15:00 los aviones no vuelan. Teníamos la sensación de haber perdido un día entero, ya que no nos podíamos mover del lado del aeropuerto por si daban permiso por volar. Pero estuvimos de acuerdo en que había sido mejor no volar. Lukla es un aeropuerto muy peligroso con una pista de aterrizaje de sólo 527 metros y se encuentra a 2860m de altitud. Esto significa que la densidad del aire se reduce y los aviones tienen que aterrizar a una velocidad superior … Por esta razón, se encuentra colina arriba, para el aterrizaje.
La mañana siguiente todo transcurrió sin problemas y llegamos bien en Katmandú. Dejamos nuestro equipaje en el hotel y tomamos un taxi fuera de la ciudad para ir a entrenar. Notamos mucho la diferencia en altura! Fue una sensación muy buena ver que te sobra el aire y que las piernas te piden correr a un ritmo alto!Ragna Debats entrenado
El día siguiente era triste. Por la mañana Bru tenía que volar de regreso a Barcelona con Julen. Nos fuimos todos al aeropuerto y nos despedimos de ellos. Poco después de que llegamos al hotel, recibimos una llamada telefónica de Julen diciendo que las cosas no iban bien. ¡Problemas! El peso de Bru era superior al permitido para entrar al aeropuerto de Barcelona. Regresamos al aeropuerto, pero no pudimos solucionar el problema. Luego nos costó muchas horas y mucha paciencia llevarlo al próximo vuelo, pero finalmente pudo volar. Fue un momento muy triste para todos nosotros, pero Bru tuvo que volver a España con los padres de Pere, puesto que en Hong Kong, nuestro próximo destino, tendría que ir en cuarentena.
Todavía nos quedaban un par de días y fuimos a un pueblo rural llamado Maramchi. Es el pueblo natal de Manish, un amigo nuestro, y podríamos quedarnos en la casa de su madre y luego en la de su hermana. A la ida fuimos al pueblo en la parte de atrás de las motos de Manish y su amigo. Fue un viaje muy salvaje de unas 4 horas! Además, al cabo de una hora, Onna, que estaba sentada entre Manish y yo, se durmió y tuve que aguantarla fuerte, así como mantener mi propio equilibrio!! Cualquiera que haya estado en Nepal sabe que las carreteras fuera de Katmandú son caminos muy irregulares y no asfaltados. Están hechas por excavadoras, con que abren paso a paisajes montañosos, aparentemente inaccesibles.
Finalmente, llegamos al pueblo donde nos recibió la madre de Manish con un sabroso curry. Nos quedamos todos sentados en el suelo alrededor el fuego sobre el cual había preparado la comida y pronto nos fuimos a dormir.
Los próximos días fueron días muy agradables. ¡Fuimos a correr con Manish y tuvimos una gran experiencia cultural! ¡A Onna le encantaba jugar con sus dos amigos nepaleses y, por supuesto, comer con las manos! Nos hubiera encantado quedarnos más tiempo para disfrutar de las montañas y de esta forma de vivir tan natural. También a Onna se le hizo bien y estaba encantada de pasear y jugar con sus nuevos amigos.Nepal es unico
De vuelta a Katmandú fuimos en autobús. Fue más lento, pero más cómodo. Impresionante como los conductores llevan los buses por un terreno tan complicado! El 27 por la noche volamos camino de Hong Kong. Llegamos temprano en la mañana del día siguiente y fue un día de adaptación tanto físico como mental! Fue un poco chocante estar rodeados de tantos edificios tan altos y inmediatamente deseamos montañas y naturaleza! Por suerte encontramos algunos senderos realmente agradables! Muchos caminos con escalas y paisajes de ensueño!! Estamos descubriendo que Hong Kong es un gran lugar para estar! Esperamos explorar más en los próximos días!